Hemos de recordar que sólo un ¡¡10%!! de los perros/mascotas que son paseados por sus dueños recogen en bolsas sus excrementos, mientras que el 90% restante que..."los recoja el Ayuntamiento"

*Por Antonio Estupiñán Sánchez

Co. 24 de junio de 2016

Cada vez hay más perros de compañía acompañados por sus dueños que los pasean por las calles y avenidas de Ingenio y Carrizal donde tienen lugar a ensuciarlos con sus excrementos bajo el beneplácito de sus protectores importándoles un "comino" sus consecuencias para la higiene y salud pública.

Es cierto que el ayuntamiento del municipio Gran Canario de Ingenio ha llamado la atención con bandos y campañas (como la ofrecida en la pasada legislatura, siendo alcalde Juan José Gil), sobre la concienciación a los ciudadanos que tengan perros y las sanciones a quienes las incumplan por depositar los excrementos de sus "mascotas" en aceras, avenidas y vías públicas, también es cierto que el grupo de gobierno del ente municipal se muestra muy sensible a dicha normativa que perjudica a la salud pública. Es de recibo el malestar de muchos ciudadanos en Ingenio y Carrizal respectivamente hacia el Ayuntamiento por no poner "mano dura" como hacen otros municipios para con los responsables dueños de perros que permiten hacer sus "cacas" en lugares públicos y donde en su mayoría representan a una minoría de desaprensivos enemigos de la pulcritud y salud pública de un barrio, un pueblo o el municipio. Es también de recibo que muchos ciudadanos han tenido sus broncas con dueños de perros en plena deposición callejera y no los denuncias por temor a "represalias...(¡)", también sobre este tema han existido serios altercados por esta causa, lo cierto es que muchos dueños de estos perros como animales de compañías hacen caso omiso a estas normas de obligado cumplimiento municipal como también oímos en el sector callejero aquello de uso frecuente de...!! que lo limpie el ayuntamiento que para eso pago mis impuestos...(¡)".

De todos es sabido que la "caca de los perros" en aceras, avenidas y lugares públicos conllevan a serias transmisiones de enfermedades hacia otros animales y a los seres humanos (especialmente a los niños) Hemos de recordar que sólo un ¡¡10%!! de los perros/mascotas que son paseados por sus dueños recogen en bolsas sus excrementos dando lugar a un civismo y pulcro comportamiento ciudadano, mientras que el 90% restante que..."los recoja el Ayuntamiento". Este incívico comportamiento ciudadano que conjuntamente con otras imprudencias de tirar bolsas de basuras y enseres en la calle sólo dan lugar a la proliferación de enfermedades a nuestros organismos, muchos de los cuales son de fatales consecuencias.

(*) Articulista en los Medios Digitales de Información

 



Antonio Estupiñán Sánchez