El vino blanco “Señorío de Agüimes” obtuvo el segundo premio en la 3ª edición del Certamen Insular de Vinos de Gran Canaria–Joyas Enológicas

Organizado por el Ayuntamiento de Gáldar en el marco de la “Noche de vinos y pinchos”

Co. 19 de junio de 2017

Joyas Enológicas es una iniciativa con la que se pretende reconocer el trabajo de las bodegas que elaboran y embotellan vinos en la isla de Gran Canaria.

La cata tuvo lugar en Gáldar el 15 de junio con el método de cata a ciegas a cargo de un comité de expertos, en la que se concedió la medalla de plata al vino “Señorío de Agüimes” en su modalidad blanco seco. 

Una vez más, los viticultores y viticultoras del municipio de Agüimes que elaboran el vino “Señorío de Agüimes” han sido reconocidos con este segundo premio en el marco del III Certamen Insular de Vinos de Gran Canaria.

El vino elaborado por los propios viticultores del municipio, con Sebastián Ortega Olivares al frente, reposa en la única bodega municipal de gran canaria.

La trayectoria del vino blanco “Señorío de Agüimes” ha venido refrendada por la historia de un proyecto que parte de la inquietud de un grupo de agricultores y agricultoras del municipio interesados en recuperar la tradición vitivinícola de la villa que se remonta al siglo XV. Desde las primeras etapas del proyecto de recuperación de la viticultura en Agüimes han sido diversos los galardones recibidos por este vino, en las catas insulares de vinos organizadas por el Cabildo de Gran Canaria en los años 2001, 2005, 2006, 2007, 2008, 2010, 2012, 2015 y 2016.

Estos reconocimientos vienen a consolidar el vino “Señorío de Agüimes” como uno de los mejores vinos blancos de la isla de Gran Canaria.

La vendimia y la elaboración del vino de la cosecha 2016 se hicieron íntegramente por los viticultores del municipio. Mención especial merece la tarea realizada por D. Sebastián Ortega Olivares, un viticultor del municipio que, a raíz de su inquietud por conocer el mundo del vino, y a base de quitarle horas al sueño y grandes dosis de cariño ha conseguido junto con sus compañeros viticultores elaborar un caldo que es reconocido entre los mejores de la isla.

El vino blanco Señorío de Agüimes se caracteriza, en la fase visual por su color amarillo paja pálido, ribetes amarillo verdosos, limpio y brillante. Mientras que en la fase olfativa nos muestra una intensidad alta con aromas primarios típicos de la Moscatel con pinceladas de frutas tropicales, a membrillo, albaricoque, pera y piña. Y finalmente en la fase gustativa, nos describe un vino equilibrado con una acidez fresca y viva, con aromas en retronasal a frutas secos como pasas y dátiles típicos de la variedad Moscatel.

Según señalan distintas crónicas históricas, Agüimes fue una importante comarca productora de vino durante los siglos XV y XVI. A partir de esta fecha, el cultivo de la vid fue decayendo hasta desaparecer totalmente durante el siglo XIX.

Una iniciativa municipal ha conseguido aunar la práctica totalidad de la cosecha de uva del municipio para conseguir los caldos tan famosos en la antigüedad con las variedades Moscatel, Malvasía y Listan.

 Agüimes_III certamen vinos – joyas enológicas 2017  (5).jpg

Agüimes_III certamen vinos – joyas enológicas 2017  (1).jpg

Agüimes_III certamen vinos – joyas enológicas 2017  (2).jpg

Agüimes_III certamen vinos – joyas enológicas 2017  (3).jpg

Agüimes_III certamen vinos – joyas enológicas 2017  (4).jpg

 

Número de imágenes: 
5


Canarias Opina