Para Muestra un Botón

*Por Martín Ru

Co. 08 de noviembre de 2017

Señor Rajoy. Fui uno de los primeros que le pedí el artículo 155, y usted lo pudo hacer, pero tarde y mal. Ahora le pido que haga todo lo posible por parar a este loco al que fui el primero en llamar “La Yenka”.

Esto que estamos viendo por las Tvs (Bruselas) de Europa, es una guerra quieta. Guerra con un solo objetivo: cambiar un país. Separarse de España. Desertar de Europa. Sin cohetes, sin pistolas quizás sin una gota de sangre.

EL BOTÓN: Jerónimo en pie de guerra

Opinión-MartínRu_(de la peli-Jerónimo pie guerra).jpg

(Imagen de película)

MartínRu_artículo puigdemont.jpg 

Difundido por Europa Press

Es una jodida guerra por mucho que se disimule. Yo la represento como la de los apaches con Jerónimo a la cabeza. Sin sangre. Sin violencia física. Con golpe de Estado incluido, chantajes, falsedades, listas negras, adoctrinamiento escolar, propaganda totalitaria establecida. Porque, que lo sepan de una vez todos, estos pedían dos cosas muy fuertes: Justicia y Hacienda, ósea lo que se dicen de estos catalanes “Barcelona es bona si la bolsa Sona”.

Guerra de catalanes contra españoles y se está viendo en la jornada de huelga general que está ocurriendo en Cataluña, promovida por el Gobierno de la Generalidad, ha generado numerosos momentos de tensión, asalto a supermercados, cercos a sedes políticas y más acoso a las fuerzas de seguridad. Llevamos unos 37 años desde que Pujol y Más creara al “Jerónimo” este de Puigdemont, todos con una ristra de corrupción y, por contra, había que pagarle al señor por eso pedían Justicia y Hacienda.

La diferencia de esta guerra a la de Jerónimo es que ésta es muy parecida a los cuentos de Caperucita Roja con series de TV, redes sociales, y escape a Bruselas, movimiento de deportistas famosos como Guardiola y Piqué, las televisiones de la Sexta con dardos de palabras hirientes a los españoles y la de Jerónimo, por contra, con verdades que eran flechas puntiagudas que si te daban no lo contabas. Pero Jerónimo iba por delante con rugidos de lobos hambrientos: Los catalanes atacan con sutiles palabras y que están rebosantes de dinero y se les cae por los pantalones, por eso no asustan.

En definitiva en la guerra de Jerónimo estaba llena de violencia trágica y mortífera. En esta guerra quieta la hostilidad es existencial, imposición de una falsa identidad, de unas lenguas catalana y castellana desvirtuadas, familias rotas, perdidos los amigos. Y lo peor se van a quedar sin dinero ¿Qué pasará? Y aquí me temo lo peor si el Tribunal Superior delibera a los dos Jordi” para que puedan hacer política de salón. Lo dicho, han pasado muchos años pero todo huele a western del Oeste, sin flechas y llenas de salidas al extranjero.

 *Imágenes facilitadas por el autor del artículo_Martín Ru



Martín RU