La revisión del inventario no se realizaba desde hace 14 años

Es un instrumento de gestión territorial de especial importancia para la tutela y difusión del patrimonio arqueológico

Será entregada a todos los ayuntamientos

De los 132 nuevos enclaves, 16 son de carácter subacuático

Co. 11 de enero de 2018

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, ha presentado hoy la revisión de la Carta Arqueológica de Gran Canaria, que incorpora 132 nuevos yacimientos a este inventario que constituye un instrumento de gestión territorial de capital importancia para la tutela, conservación y difusión del patrimonio arqueológico de Gran Canaria, formado ahora por 1.053 enclaves, el más antiguo de ellos del siglo IV y un centenar de ellos visitables.

Las nuevas incorporaciones son fruto de prospecciones, hallazgos casuales o revisiones sobre el terreno llevadas a cabo en lugares en los que existían indicios de presencia de restos arqueológicos. El consejero de Cultura, Carlos Ruiz, destacó el importante número de lugares descubiertos y comunicados al Cabildo por la ciudadanía, a la que animó a proseguir con esta fructífera implicación.

La Carta Arqueológica no se actualizaba desde que hace 14 años se acometió el primer inventario en el marco del proyecto europeo Patrinet, lo que permitió disponer de información contrastada de los algo más de novecientos yacimientos que se registraron por entonces en Gran Canaria.

Con anterioridad, solo existía el registro realizado en papel por El Museo Canario en los años 80 y 90, si bien que presentaba importantes lagunas de información debido a su cobertura parcial (no se incluían todos los municipios).

Los trabajos de actualización del inventario, que han contado con un presupuesto de 50.000 euros, han sido impulsados por el Cabildo a través de la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos y ejecutados por la empresa Tibicena Arqueología y Patrimonio. Para llevarlos a cabo, un equipo de seis personas estuvo dedicado a peinar la geografía grancanaria desde la costa a la cumbre durante el segundo semestre de 2016 y el último trimestre del pasado año 2017.

132 nuevos yacimientos, 16 de ellos subacuáticos

También se han dado de baja a 4 puntos (dos en Arucas, uno en Mogán y otro en Moya) porque habían sido registrados como áreas potencialmente arqueológicas y ahora se ha podido verificar la inexistencia de restos. Al tiempo se han sumado 900 hectáreas delimitadas como nuevos yacimientos arqueológicos con estas incorporaciones que van desde el periodo prehispánico hasta el siglo XX.

El Cabildo ha realizado un importante esfuerzo por proteger bienes patrimoniales de especial fragilidad y compleja tutela: los subacuáticos, de los que ha incorporado 16 nuevos lugares costeros, lo que constituye más del 10 por ciento del total.

De todos los municipios, el beneficiado con un mayor incremento de yacimientos es el de San Bartolomé de Tirajana, donde se han sumado 56 nuevos lugares (pasando de 111 a 167). El incremento asimismo ha variado en otros municipios: 12 en Santa Lucía y en Las Palmas de Gran Canaria, 9 en Gáldar y en Santa María de Guía o 4 en Arucas y Tejeda.

Además, este nuevo mapa revisa y actualiza los campos descriptivos de los inventarios arqueológicos de los 21 municipios grancanarios, corrigiendo aquellos contenidos en los que se habían detectado errores o imprecisiones.

Algo más de un 75 por ciento de los nuevos yacimientos arqueológicos incorporados corresponden al período indígena o prehispánico y se suman lugares de diverso tipo, como áreas de almacenamiento o graneros, cuevas funerarias, estructuras de superficie (casas y túmulos), grabados rupestres, canteras de molinos o cazoletas, entre otros, lo que también pone de manifiesto la notable diversidad patrimonial de Gran Canaria.

Asimismo se han añadido a esta nueva edición de la Carta Arqueológica lugares de cronología posterior a la conquista (ermitas, ingenios azucareros, depósitos, etcétera) de tal suerte que se amplía el horizonte de protección del patrimonio y se contribuye con ello a una mejor gestión arqueológica del subsuelo de los núcleos urbanos de la isla.

Reunión de trabajo con los ayuntamientos

El Cabildo remitirá a los municipios la actualización de la Carta Arqueológica y convocará a los técnicos y especialistas municipales a una reunión de trabajo en la que mostrará las características de gestión de la citada herramienta. Además, el inventario estará al alcance de todos los departamentos insulares para que puedan participar de forma decisiva en la adecuada tutela y protección de unos recursos culturales caracterizados por su suma fragilidad.

Por ello, el material será remitido en soporte digital conteniendo las fichas descriptivas correspondientes a cada yacimiento de cada municipio, en un formato que se puede cargar muy fácilmente en plataformas abiertas como Idegrancanaria (Infraestructura de Datos Espaciales) o Google Earth, permitiendo a los técnicos superponer información cartográfica.

En estos momentos están en marcha diferentes trabajos de campo para seguir mejorando y actualizando el inventario arqueológico del oeste de Gran Canaria, fundamentalmente el municipio de La Aldea de San Nicolás, y que culminarán a lo largo de este 2018.

El inventario arqueológico constituye un elemento estructurante del territorio y logra la revalorización y protección del patrimonio histórico en la ordenación urbanística y del territorio, así como en la planificación y ejecución de proyectos y actuaciones. Los ayuntamientos dispondrán ahora de información actualizada y contrastada de los bienes arqueológicos que se encuentran en sus límites municipales.

 PatrimonioHC_carta arqueológica-relación yacimientos.png

PatrimonioHC_Prestc-carta arqueológica-1.jpg

PatrimonioHC__Prestc-carta arqueológica-2.jpg

PatrimonioHC_carta arqueológica.png

 

Número de imágenes: 
3


Canarias Opina