Opinión - 12/02/2018 actualizado a las 17:28

Opinión: ‘El Comentario’ Por Ezequiel López

Ya no es el pedir explicaciones a aquellos que ordenaron la expropiación y que parece que prevalecía mas el fastidiar al dueño del terreno, pues si no ya ustedes me dirán

Ésta no es una expropiación de cuando llegó la crisis, esta lleva de cajón, en cajón, de mesa en mesa, 30 años y nadie parecía conocer el daño que le estaban haciendo a la ciudadanía teldense

**El Comentario, a diario

Co. 12 de febrero de 2018

El caso Faycan está dando las últimas boquias, creo que si alguien esperaba hacer leña del árbol caído, el tiro posiblemente le salga por la culata, es mi sensación, no es lo que uno hubiese preferido, si las cosas ocurrieron como se nos están narrando, un día sí y otro también. Pero no dejo de reconocer que el primero que ha fallado ha sido el sistema, y eso ha provocado en algunos casos, no solo esos llamados juicios paralelos, sino, además, sentencias populares, que no todos las han sabido llevar.

El caso Faycan es solo uno más de los que, por desgracia, casos judiciales que se dejan a la buena de no se sabe quién, y que cuando se les llaman a los juzgados o existen muchas cuestiones prescritas y algunos, testigos, implicados, acusados, investigados, que por desgracia no están entre nosotros, y así, poco o casi nada, puede salir bien, ni para un bando ni para otro. Y lo peor de esta historia es que las cosas con la justicia van muy lentas, y eso por mucho que nos consuele, que al final llega el juicio, no siempre le viene bien a los afectados, sobre todo cuando los afectados somos todos.

El caso Faycan, parece como si todos tuviéramos ganas de quitárnoslo de encima, como si ya eso lo hubiésemos juzgado y sentenciado, es un caso, de los casi llamados malditos entre la comunidad afectada, pues han vivido un calvario, que parece ser, que al final solo valdrá para literatura local y poco más.

Se habla que para el mes de marzo ya conoceremos el veredicto, se nos fiaba para mayo o junio, pero las cosas han ido rapiditas y con muchos acuerdos entre los afectados y la justicia, algunos han visto en esto una especie de poner tierra por medio en algo que a lo mejor fue más el ruido que las nueces. Razones no dejan de tener, si nos paramos a leer teldeadiario.com, una más de expropiación, el verdadero coladero del caos económico de la institución, escuchen, un solar que en 1985, los propietarios del mismo, le propusieron a los gobernantes de aquella época, al frente y como alcalde con 11 concejales, Paco Santiago, bajo las siglas de Asamblea Canaria, cobrarles por el solar que fue expropiado para una plaza, que aún hoy, 30 años después sigue sin construirse, 22 millones de las antiguas pesetas, ósea 135 mil euros de ahora, y por las demoras que posiblemente no tengan justificación alguna, no solo se le ha pagado dos millones setecientos mil euros, 20 veces más del valor inicial, ósea, que lo que costó 22 millones de pesetas, de las de antes, ha cobrado 448 millones doscientas mil pesetas. Se queda uno, que para coger resuello le cuesta, ¡plaza cara! oyó. ¿Preguntas?, a montones. ya no es el pedir explicaciones a aquellos que ordenaron la expropiación y que parece que prevalecía mas el fastidiar al dueño del terreno, pues si no ya ustedes me dirán, ésta no es una expropiación de cuando llegó la crisis, esta lleva de cajón, en cajón, de mesa en mesa, 30 años y nadie parecía conocer el daño que le estaban haciendo a la ciudadanía teldense, pues, ¡el disparate, la perreta, el fastidio, o lo que fuera, que se quiso hacer con esa expropiación! hoy lo estamos pagando todos nosotros y aún la plaza sin hacer. El representante legal de los propietarios según nos dice teldeadiario.com, presentó ante el tribunal superior de justicia, la liquidación de interés por importe de 797.170 mil euros, 132.800 millones de las antiguas pesetas, ¡ahh! pero aquí si tuvimos unos funcionarios jurídicos preocupados, por el dinero público, pues descubrían que había una diferencia de 27 mil euros que no se debían de pagar, ¿qué, que hizo la familia expropiada? naada, aceptó, como no podía ser de otra manera.

Para terminar una de las tantas sangrías económicas de envergadura, que ha enterrado de verdad de la buena a esta ciudad, nos dice teldeadiario.com, que existió una querella a la actual alcaldesa, a la concejala de Economía y a una funcionaria por presunta prevaricación, pero que es posible que una vez liquidada la deuda principal del caso, ésta haya quedado en nada. ¿Se investigará algún un día porqué se expropiaban terrenos y luego no se usaban? ¿Y la relación entre políticos y expropiados? Ahh, por cierto, esta noche Gala Drag, ¡es lo que importa!

 Audio-El Mostrador.png



El Comentario. Por Ezequiel López- El Mostrador