Un joven pastor de 34 años de edad, natural del barrio de Los Arbejales en Teror, ordenado sacerdote en 1958

Ocupó durante siete años la parroquia de Ntra. Sra. de los Dolores en Schamann, hasta su posterior traslado a la parroquia del Carrizal (1965)

*Por Antonio Estupiñán Sánchez

Co. 23 de febrero de 2018

Por aquellos difíciles años de la Posguerra (década de 1960), lo fue también para nuestra parroquia de Ntra. Sra. del Buen Suceso del Carrizal perteneciente al municipio Gran Canario de Ingenio. Muchos fueron los sacerdotes que pasaron por esta parroquia a lo largo de su historia, quizás el que nos trajo aires de cambio y transformación espiritual, social y humana fue el que fuera apreciado y querido sacerdote don Santiago Rodríguez Domínguez, cuando se hizo cargo de esta parroquia del Carrizal en enero de 1965, nadie se podía imaginar que este joven pastor de 34 años de edad, natural del pintoresco barrio de Los Arbejales en Teror, después de ser ordenado sacerdote en 1958, ocupó durante siete años la parroquia de Ntra. Sra. de los Dolores en Schaman, hasta su posterior traslado a la parroquia del Carrizal (1965). En sus primeros meses en su nuevo destino comenzó por cambiar viejas costumbres religiosas hacia el nuevo camino del modernismo eclesiástico donde iba a tener de cara al futuro los principios fundamentales de las autonomías religiosas para con sus relaciones entre la parroquia – fieles y el pueblo. En 1965 en las fiestas patronales de la Virgen (Agosto), la procesión dio la vuelta al pueblo en acción de gracias por la feligresía.

Don Santiago comenzó a trabajar de forma incansable en diversas reformas en el templo parroquial (arreglo de fisuras en su estructura) gracias a las ayudas económicas de sus feligreses, asimismo sus visitas pastorales a los humildes hogares y enfermos contribuyó a recibir múltiples satisfacciones del pueblo, organizó la “Comisión Parroquial” y la de “Adoradores Nocturnos”, periódicamente se desplazaba a decir Misas en beneficio de los mayores a los barrios de Las Puntillas y Las Majoreras y en su pensamiento estaba por construir una ermita en la zona de Los Arenales (hoy Barrio Nuevo), para atender las demandas de los feligreses más lejanos, desgraciadamente no pudo ser porque en 1970 lo trasladaron a otra parroquia. En la actualidad (año 2018) en los terrenos donde iba a hacer una ermita están siendo hoy ocupada para instalaciones deportivas y de ocio por el Ayuntamiento de Ingenio... (¡).

Don Santiago fue un entusiasta amigo del deporte del balompié, organizó a los pequeños del pueblo en numerosos equipos y campeonatos, de ahí salieron figuras estelares al Unión Carrizal como Pepe Nicolás, Leonardo Martín, los hermanos Pepe y Nono Sosa, Emilio Peret y otros. Aparte de atender el culto, don Santiago con ayudas económicas de la feligresía, rifas y donativos que aportaron los trabajadores-as de los almacenes del empaquetado del tomate de Juliano Bonny y Míster Pilche, rehabilitaron el entonces ruinoso y viejo cine (frente a la Iglesia) en un flamante Salón Parroquial de dos plantas para las numerosas actividades culturales, teatrales, musicales, conferencias y secciones de cine de la pasada época, en iguales circunstancia lo hizo con el cementerio parroquial que ofrecía un estado deplorable, don “Santiago el Cura” como cariñosamente le llamaban, gracias a los donativos del pueblo del Carrizal, el cementerio se rehabilitó y se pusieron los primeros nichos.

Don Santiago Rodríguez Domínguez, en tan sólo cinco años de su estancia en la Parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso del Carrizal, logró una envidiable transformación socio – religiosa así como de haber contribuido en numerosas necesidades y también de poseer un banco de alimentos para los más necesitados del pueblo contribuyendo eficazmente en dar una nueva visión modernista y futurista en el umbral de la decadencia del franquismo. Asimismo en 2016 fue elegido como pregonero de las fiestas mayores del mes de Agosto en Carrizal llevándose un grato recuerdo de la que fuera su antigua parroquia del Carrizal. Hoy se le recuerda con una calle a su nombre (junto a la Sociedad Cultural Recreativa del Carrizal) y esperamos a ser posible (en vida) se les pueda otorgar el merecido galardón de "Hijo Adoptivo de la Villa de Ingenio" por sus sobrados méritos en los años que estuvo en la parroquia del Carrizal.

(*) Fue decano de los corresponsales informativos de la prensa escrita en Gran Canaria, hoy articulista de diversos periódicos digitales de información. www.antonioestupinan.com

 Opinión-A Estupiñán_D Santiago  Rguez  Domínguez-2011.jpg

Foto cedida por el autor del artículo _ Antonio Estupiñán Sánchez

Número de imágenes: 
1


Antonio Estupiñán Sánchez