Opinión - 22/03/2018 actualizado a las 18:29

Opinión: ‘El Comentario’ Por Ezequiel López

Por fin, se les ha cogido por debajo, se les ha cogido por los “fondillos”

Los demandados en su momento, por la alcaldesa, han reconocido que la noticia que ellos llevaban repitiendo y vendiendo entre los cuatros marrulleros que completan esa familia de maestros de la comunicación que las noticias que daban con relación de la compra de una mansión y de que la alcaldesa cobraba 70 mil euros al año, era absolutamente incierta

**El Comentario, a diario

Co. 22 de marzo de 2018

Hoy debo de empezar este comentario felicitándonos todos, no exactamente hoy, ya la noticia la conocíamos hace unos días atrás, pero hoy la compartimos en la lectura de Teldeactualidad. Teldeactualidad lo titula como “al descubierto en sede judicial la burda mentira sobre la compra por la alcaldesa de Telde de una mansión lujosa”.

Posiblemente para muchos, para una mayoría de la población de Telde, se estén enterando hoy de esta miseria que en su día los mismos que me roban mi comentarios y un día sí y otro también acusan sin prueba alguna a cualquiera que no le ría la gracia, siguiendo la estela de un mercenario radiofónico, por fin, se les ha cogido por debajo, se les ha cogido por los “fondillos”. Los demandados en su momento, por la alcaldesa, han reconocido que la noticia que ellos llevaban repitiendo y vendiendo entre los cuatros marrulleros que completan esa familia de maestros de la comunicación, diciéndole al juez, con el agujero de la alegría, que la mayoría utilizamos para excretar, cerradito, que las noticias que daban con relación de la compra de una mansión y de que la alcaldesa cobraba 70 mil euros al año, era absolutamente incierta, ¡chúpate esa Catalina! Según nos dice Teldeactualidad, en estos términos ha quedado al descubierto en sede judicial la burda mentira que se inventó una web local acerca de la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, publicitando que había adquirido una lujosa mansión inexistente en Lomo Salas, valorada en 280 mil euros, publicando imágenes robadas de inmobiliarias de península. Así consta en el auto judicial dictado concretamente el 14 de marzo por la magistrada Noemí Lazare, titular del juzgado de primera instancia número 4 de Telde. En este tema solo nos queda solidarizarnos con la alcaldesa y familia y felicitarnos por esta sentencia con la confianza puesta en que la justicia, a veces lenta, siempre termina colocando a los zarandajos en su sitio.

Por otro lado, sabemos que el tema que sonroja al grupo de gobierno, en cuanto a la publicidad colocada en soportes que no cuentan con la documentación pertinente y en regla para recibir pagos por supuestos servicios prestados, sabemos que han mandado a retirar en el día de hoy, la colocada en la valla de ocupación ilegal, junto con siete más, en la parcela pública de La Mareta, que ya nos ha costado 3 millones de euros en intereses, y que sigue hasta este momento la publicidad en el soporte lumínico que se nos mete por los ojos con mucha fuerza e iluminación cuando llegamos a la rotonda de Daora, que por cierto desconocemos si cuenta con la reglamentación puesta en marcha en el 2008, sobre la iluminación pertinente permitida en los lugares que dan para las vías y rotondas públicas. Ahí aún sigue su trayectoria, aunque esté en un soporte que no cuenta con los beneplácitos pertinentes por parte de la institución pública para hacer negocio, como cualquier otro establecimiento que vende al público. Después de ser advertida la responsable de Desarrollo Local en Comisión de Pleno. El evento es el sábado, ósea que como bien decíamos, sabemos muy bien dónde estamos y quiénes son los que presumen de lo que carecen, responsabilidad política y ciudadana.

Las vallas están dando mucho que hablar y en Telde en particular, creo que puede dar mucho más. Según nos dice hoy en Canarias 7, Gaumet Florido, ni el Cabildo ni el Ayuntamiento de Telde han sido capaces, en casi dos años de gestiones, de cumplir con aquel compromiso anunciado y adoptado en junio de 2016. Primero las contabilizaron, luego Telde intentó que se las quitaran a las buenas, pero las empresas publicitarias se resistieron, después acordaron que había que obligarlas ley en mano, y Telde dejó claro que no podía, que no tenía dinero para hacerlo a las bravas, sigue Gaumet, el cabildo salió al rescate, por enésima vez y se comprometió a financiar la operación, y en diciembre último se firmó la resolución con 93 mil euros para litigar y quitar las vallas.

El consistorio teldense, con casi 700 u 800 trabajadores sigue dando muestra de casi parálisis total, en todos los aspectos, ya no da ni pena, pues los que dicen que trabajan en él, cobran religiosamente todos los meses, ¿por trabajar?, por estar en nómina y quedamos mejor, digo yo ¡!. Por lo pronto, lo que ya tiene decidido el gobierno local es que esta tarea no podrá ejecutarse con personal propio, ¡y miren que tiene!, con el del ayuntamiento ¡asombroso documento, como diría un amigo mío! Eso obliga, según nos dice Gaumet Florido en Canarias 7, a recurrir a una empresa externa y especializada. Como si nos pudiéramos quedar tranquilos, el ayuntamiento con sus trabajadores, amenaza con armar los expedientes para la ejecución subsidiaria de la retirada de las vallas publicitarias de la GC1. ¿Es para quedarnos tranquilos?, que va, vamos a tener vallas para rato, aún no saben, ni siquiera han concretado que fórmula usarán para contratar a esa empresa ¡¡ con estos mimbres….estas y másss vallas!!

 Audio-El Mostrador.png



El Comentario. Por Ezequiel López- El Mostrador