Opinión - 09/05/2018 actualizado a las 13:39

Opinión-Martín Ru: ‘Menuda manada de impresentables’

 

Para Muestra un Botón

*Por Martín Ru

Co. 09 de mayo de 2018

Para el que les escribe como Martín Ru, esto va mucho con la épica de mis escritos romanceros de la gracia y la chanza. Menuda Manada de impresentables. No piensan en que si son juerguistas que se porten como tal y respeten al semejante. Son pájaros de mal agüero. Y ahora viene lo peor, resulta que un juez se centra en si la relación sexual fue consentida (lo que daría lugar a la absolución), hubo abuso de superioridad (abusos sexuales) o violencia o intimidación (delito de violación).Ah, pero esa Manada de impresentables, para la Audiencia, se ve que han aplicado el código Penal y lo han considerado, dentro de los hechos declarados probados, que no hubo intimidación en el sentido técnico-jurídico del término. Deseo destacar dos hechos singulares de la Sentencia:

--Un tal Isidro, a las 6.50 horas Isidro, envió desde su teléfono móvil WhatsApp a dos chats: a "la Manada", al que pertenecen todos los procesados excepto Santiago, además de otras personas y a "Disfrutones SFC.". En estos WhatsApp escribió "foll…. a una los cinco" "todo lo que cuente es poco" "p… pasada de viaje" "hay video" en el remitido al chat "la Manada" y "foll… los cinco a una, vaya puto desfase, del DIRECCION011 era, ja, ja", en el enviado a" Disfrutones SFC.".

Y EL VOTO PARTICULAR DEL JUEZ GONZALEZ: 

“Con el máximo respeto que me merece la opinión mayoritaria de este Tribunal, me veo en la obligación de mostrar mi discrepancia, al amparo de lo previsto en el artículo 260 LOPJ , respecto de la resolución mencionada, al discrepar del relato de hechos que se consideran probados y de la valoración de la prueba realizada por mi compañero y compañera de Sala, así como de la condena a los cinco acusados por un delito tipificado en el artículo 181.3 y 4 del Código Penal “.

EL BOTÓN. UNA MUJER EN UN PORTAL SIN SALIDA ESTÁ ACORRALADA

Vamos o sea que una persona que no tiene salida, que está en un portal y que la rodean toda una Manada de impresentables, por lo visto es una relación consentida. ¡Toma, señor juez! ¡Vaya con la sentencia nº 00038/2018 de la sección segunda de la Audiencia de Navarra. La Audiencia de Navarra ha condenado a cada uno de los cinco jóvenes conocidos como la “Manada”, tres son reincidentes de penas. Así es el Fallo de la Sentencia:

Fallo   “En atención a lo expuesto Fallamos que. Debemos condenar y condenamos a

José Ángel Prenda Martínez, como concepto de autor de un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento previsto y penado en el Art. 181.3 del Código Penal” 

No sigo, ya saben ustedes lo que siempre opino de la justicia, y, además, expuse el ejemplo de la “Justicia del Príncipe”. Soy de la opinión que si se aplicara siempre con exactitud el Derecho, antes que algunos razonamientos jurídicos, mejor estaría la justicia. Pero debo de decir en honor a la verdad que a muchos juristas esta Sentencia les parece exacta en todos sus pronunciamientos. Ahora el que se pasó fue el ministro de Justicia. Ya dije de este señor que en su Ministerio se hace todo menos Justicia (artículo publicado el día 21/07/2016) Y además este señor mintió ayer en el Parlamento sobre la Sentencia. Por todo ello le dedico este Romancero

ROMANCE DE COMO EL MINISTRO CATALA VIO LA VIOLACION

Señor Rafael Catala

Le conmino a contestar

¿Es cierto que usted la Sentencia leyó?

O lo que dijo en el Parlamento

era para la Justicia sólo cambiar

Se ha cargado el Ministerio de Justicia

vaya fatalidad, o el código Penal quitar

Menos guasa o tuvo ganas de bromear

esto es lo que paso al final

para la “Mana” van nueve años de trullo

por un delito de robo con violencia

o intimidación del Art. 242.

Un delito contra la intimidad

previstos y penado en el Art. 197 1

claro que el señor Catala dice que no

y a media España la tiene en tensión

dice que en el fallo la muchacha las

piernas, si las abre o ¡No!, cosa que ese detalle

no aparece en ninguna parte de la exposición

ya tenemos a un ministro que la Sentencia, ni leyó

 



Martín RU