Opinión - 04/07/2018 actualizado a las 17:15

Opinión: ‘El Comentario’ Por Ezequiel López

¡Tumba, Morales!

**El Comentario, a diario

Co. 04 de julio de 2018

¿Qué está pasando en Telde con nosotros?, ¿estamos bobos o qué?, resulta que hace algunas semanas el líder del Psoe en Telde, Alejandro Ramos, denunciaba a los cuatro viento que el concejal de Deportes, Diego Ojeda, había agotado el presupuesto de Deportes del Ayuntamiento de Telde, lo hizo sentado en El Mostrador con todo los detalles que se requiere para realizar una denuncia de este tipo.

Hasta aquí muy bien, la sorpresa es que sale Ciuca a través de su portavoz, Juan Antonio Peña, como si no oyera nada y hace suya la denuncia sin cortarse un pelo, saca a la luz la misma noticia como si fuera suya y aquí nadie sabe nada. Esto no puede seguir así por parte de los que nos preciamos medios decente en esta profesión ¡carajo!, con todos mis respetos para ellos, pero desde luego podría uno pensar cualquier cosa, menos que tienen intención de dar la noticia.

A Juan Antonio Peña no se que le habrá pasado con prestarse a convertirse en un loro sin identidad propia, podía quedar tan feliz si se sumaba a lo dicho por Alejandro y no volver loco a los que nos dedicamos a intentar no molestar a los ciudadanos con cuestiones que solo hace posible la alimentación a los adeptos incondicionales de su formación, y a todo esto Diego, no Maradona, el otro, el de Deportes, en lo suyo, en el balonmano o en las redes.

Después de aclarando que es gerundio nos vamos al descubrimiento que ha hecho la alcaldesa y que la oposición, parece, que no se habían dado cuenta. Dice la alcaldesa, una oposición cuando está en mayoría, puede gobernar desde la oposición, si quiere. Solo hay dos opciones: o que nos dejen gobernar a nosotros o que gobiernen ellos. Lo que no vale es el bloqueo. Y tan fresca que se ha quedado. Y en verdad no deja de decirle a la oposición lo paquetes que han sido. Ahora resulta que le quiere trasladar, la alcaldesa a la oposición, otra forma de poder seguir gobernando y que ellos sean colaboradores obedientes, y lo descubre cuando la oposición se ha puesto de acuerdo para hacer oposición por el bien de la ciudadanía.

Ella pretende que la oposición, que se ha puesto de acuerdo para no ser dividida a la primera de cambio por las llamadas telefónicas, encuentren nuevos espacios de comunicación entre los grupos, dice la alcaldesa que a partir de ahora, visto lo que ocurrió el otro día y visto que los mecanismos que tiene la institución para escuchar a la oposición parece que no son suficientes o que no funcionan, dice ella, yo estoy abierta a que me propongan espacios donde se traigan los proyectos y entre todos decidamos el destino de los fondos. La oposición a pesar de los pesares de la alcaldesa lo tienen claro, es ella y no se sabe quienes más, no lo tienen, la oposición lo que dice es que se cumpla los acuerdos plenarios que se acordaron en su día para el gasto del FDCAN, lo que le ha dicho es que no le acepta es que sin más, entendiendo que por caprichos políticos y partidista, haga cambios que liderarán sin las garantías pertinentes que pueda ser lo mejor para la Ciudad.

La alcaldesa dice ahora, como bien apunta el Canarias 7, la alcaldesa tenía ayer una visión cristalina de la situación, “una oposición en mayoría puede bloquear un gobierno. Entiendo que ellos no pretenden bloquearlo sino que les escuchemos. Pues bien, propongan. Díganme que quieren”, ósea que va a poner en práctica algo que ya ella sabía que podía hacerse, escuchar, oír, compartir criterios, negociar, y no jugar al “yo me lo sé todo”, en política cuando alguien opta por callarse en alguna comisión o reunión donde considera que allí no es el momento de aportar esta o aquella aclaración, no vale el principio de “el que calla otorga” no, no señora, siempre queda el debate en el pleno y los ruegos y preguntas al igual que el tiempo de la presidenta para los llamados sermones que ahuyenta a la oposición, visto en este último pleno. La prepotencia, venga de donde venga, en la ley natural, se mide al igual que la mentira, tienen las patas cortas y está condenada a no llegar muy lejos y al final a ser rechazada por todos.

Ayer se intentó convencer a algunos para la negociación individual, primer fracaso, nadie hasta ayer por la tarde, de la oposición, aceptó no hablar delante de todos, nadie quiso volver a caer en sus brazos políticos, nadie quiso el abrazo del oso, la oposición tenía claro llegar hoy a la una y media al nuevo encuentro con la misma firmeza con que se mostraron en el último pleno, no aceptan los movimientos económicos políticos del gobierno de Nueva Canarias. Y las alternativas ya estaban, son ellos los que gobiernan los que han hecho cambios, posiblemente por no estar capacitados en gestionar el grueso de las obras que presentaron y que vendieron, y que para lo que queda y con la gente que cuenta en el gobierno, no están en la posibilidad de realizar, y lo más fácil es llenar a Telde de oro negro y ya se verá lo que se puede hacer antes de las elecciones y que réditos políticos les pueden ellos arañar.

La oposición estaba por la labor de salvar lo acordado y si no fuera así, mirar para otras necesidades que en tiempos y formas se puedan ejecutar con el consenso de todos, todos, incluyendo a los que son mayoría, la oposición. Estamos en la puerta de un acontecimiento no visto pero necesario para la democracia, cuando no existe una mayoría sostenible y continuada, es obligatorio que entre el diálogo. Será el consenso el único reconocimiento con que la alcaldía puede continuar trabajando y buscando siempre, lo que debiera de ser la premisa de cualquier máximo gobernante en una situación como la que vive el Consistorio teldense, ignorar esto puede tener consecuencias nada gratas para quien le corresponde responder como garante de una gobernabilidad estable.

Se vivirán unos meses de verano que no serán los más propicios para irse de vacaciones, al menos muy lejos, creyendo que cuando vuelvan todo estará igual.    

 Audio-El Mostrador.png



El Comentario. Por Ezequiel López- El Mostrador