Opinión - 05/07/2018 actualizado a las 17:31

Opinión: ‘El Comentario’ Por Ezequiel López

¿Dónde está Wally?

**El Comentario, a diario

Co. 05 de julio de 2018

Las necesidades, bien lo saben los políticos, son capaces de hacerles tragar lo impensable. Bien dicen aquellos que no es bueno poner ningún condicionamiento a la libre elección de nuestros políticos en las consultas electorales, pero sí, la posibilidad de algún reparo al acceso al poder si no cuenta con unas mínimas garantías de no necesitar el cargo para sobrevivir, que fuera del mismo, que sin cargo, tendría la misma posibilidades de subsistencia en su devenir cotidiano. Esta condición que no se da, ni creo que se le espere por ahora, hace que muchas situaciones se vean enturbiadas y sean a veces difícil de entender por la población. Benditos aquellos que tienen sus garbanzos garantizados fuera de la política, son los nuevos hombres libres de la sociedad democrática.

Luego no se nos esconden aquellos avariciosos que nunca se conforman con que le corresponda, queriendo jugar a conseguir más, cueste lo que cueste, estos suelen ser peores que los que no tienen trabajo o como sobrevivir fuera de la política. En verdad son pocos los casos que se conocen de valientes, y es triste decirlo, son más los casos que se conocen de tragar sapos que de otros que hayan protestado y dejado el cargo por no tragar. En este apartado juegan un papel importante los asesores alegres que se nombran en las diferentes instituciones, algunos son asesores y ejercen y otros son colocados para que escapen, y se convierten en defensores férreos de esas personas de las que depende su sueldo.

Ayer, en la Tertulia, que llamo local, estaban invitados los habituales, por allí andan, tertulianos del PSOE, del PP, de NC, de CCD y alguien independiente, no libre, de recibir etiquetas a razón de lo que defienda, hecho que es normal que se dé. En el día de ayer vinieron, tres, Gregorio Viera, Mari Carmen Castellano y Lidia Mejías, yo mismo le dije a Carlos Lachica que si quería librara, pues tenemos un micro en reparación y no quería, con estos calores que viviera incomodidades innecesarias. Ocurrió que no apareció Onofre Jerez, representante de Nueva Canarias, hombre valedor donde los haya para estos menesteres, tanto que podría decir que buscar un sustituto de su nivel, en esa formación, para hablar de Telde, no sé yo, si se daría después de algún seminario con máster incluido.

Ayer, se dio que su excompañera de partido, hoy libre de militancia política, Lidia Mejías, después de yo mostrarles a los asistentes mi extrañeza de la no asistencia de Onofre, Lidia Mejías decía que Onofre Jerez no venía a esta tertulia, porque Nueva Canarias, a través de la alcaldesa se lo había prohibido. Yo me quedé de piedra, sinceramente, no era un buen trago, máxime cuando Onofre se había movido con la máxima libertad de expresión y con una defensa de los intereses políticos de su formación, yo diría como ninguno de los presentes.

En la Tertulia mostré mi incredulidad, a lo que la compañera Lidia decía, señalando a la alcaldesa como la responsable de este arresto o del secuestro que hacen a la voz de Nueva Canarias en este programa a sus militantes o simpatizantes que podían escuchar la tertulia con una voz representativa de primer orden. Yo diría aquello de “en Clave de Ja”, “yo me quedo boba”, si esto fuera verdad, la temporada está acabando, solo nos queda una última tertulia y ya luego volveremos, dios mediante en septiembre. Habrá tiempo para encontrarme con Onofre y hablar, y lo que Lidia ha dicho, yo espero y deseo que haya sido fruto de ganas de provocar a Onofre y que él nos explique en que se basa ella para esta afirmación, que por otra parte hace tiempo que está en el runruneo, no en el que la saca a bailar todos los días, no, no, en el runruneo de la calle que ya no se cuenta con él por ser un asesor, inteligente y tener ideas claras, frescas y no contaminadas de lo que está convencido para defenderlo.

Ocurre que en estas tertulias, en este caso en la local, nuestros participantes, valen más por lo que callan que por lo que hablan, y no me quejo de como lo hacen, ayer mismo, Mari Carmen Castellano no se cortaba un pelo y señalaba a Carmen Hernández como una política que iba en los plenos queriendo dar lecciones, sermones, mítines y que ella ya no la aguantaría más, que supieran los ciudadanos que una vez terminado lo que es la gestión del pleno, tratados todos los temas, independientemente de aprobarlos o no aceptarlos, en el tiempo de presidencia, ya para terminar, si la alcaldesa volvía a sermonearles, ella se volvería a levantar, no considerándola nadie para dar lecciones en el Salón de Plenos.

Una tertulia donde Gregorio Viera no entendió o no quería compartir las explicaciones que hizo público su portavoz y líder en Telde del partido socialista, Alejandro Ramos. Gregorio, siempre dando muestra de máxima fidelidad al partido y dejando ver su impronta a las cuestiones que considera que se podían hacer de otra manera, siempre transparente y de cara.

Para Cara la que se les va a quedar a los portavoces de las formaciones políticas que hacen posible el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Telde, cuando vallan viendo que por muchas escenificación de oposición fuerte al grupo minoritario de gobierno, todo queda en aguas de borrajas, siempre existirá el portavoz patriótico y salvador de la patria que jugará más rápido que todos, que irá al encuentro de la dama, como si se tratara de una película del oeste, donde el más rápido en sacar la pistola, es el que escapa y gana, dejando al resto, a veces hasta sin cinturón que les sostengan el pantalón, o en el otro escenario, cuando toque y vayan a firmar lo acordado, si lo hubiere, alguien se preguntará siempre, ¿ Dónde está Wally?.

 Audio-El Mostrador.png



El Comentario. Por Ezequiel López- El Mostrador