La concejalía de Asuntos Sociales que dirige la Sra. Sonsoles Martín, se ha saltado olímpicamente el protocolo de ayuda al necesitado.

Por José Alzola

Co. 6 de marzo de 2015.

La precaria situación en la que mal vive una familia de ancianos y su hija en Jinámar es de extrema dureza. Dña. Josefa Hernández de 89 años convive con su esposo de 94 años y una hija que cuida de ellos. La señora  Josefa se encuentra postrada en cama por las afecciones propia de la edad y su esposo padece de demencia senil, su situación económica es de unos 468 euros, una paga no contributiva de 200 euros y una de dependencia de 268 euros (hija).

Esta familia ha permitido que se muestre en imágenes el degradante estado de convivencia al que se han visto abocados por la falta de medios económicos y sociales y por algo peor aún, por el abandono, el olvido y la indecorosa falta de solidaridad y ayuda del principal órgano municipal, la concejalía de asuntos sociales que ante todo debe velar por el bienestar de los ciudadanos en situación de miseria.

Según manifiesta esta familia, se han dirigido a esta concejalía y en particular a su responsable, la Sra. Sonsoles Martín, en infinidad de ocasiones, sin obtener hasta el momento, algún tipo de respuesta o ayuda. La señora concejala se ha limitado a decirles que en su concejalía están colapsados.

¡Colapsados!… ¿Qué tipo de respuesta es ésta?, para una familia que no tiene medios suficientes para subsistir, que viven en una casa donde la humedad no sólo se filtra en las paredes sino en su propia salud. ¿Por qué no reciben mínimamente la atención de higiene necesaria?, una persona que al menos les visite una vez por semana y les ayude en mantener las estancias en condiciones humanamente aceptables.

Es evidente que con lo que cobran, apenas les queda para comer, después de afrontar los gastos básicos como agua, luz, etc. Sin embargo hemos visto en los medios de comunicación, como no hace mucho, las cajas de frutas y verduras se podían ver arrojadas en los contenedores cercanos.

¡Colapsados!… ¿Para qué y para quiénes?, porque para otros menesteres bien que no lo están, y para otras amistades tampoco.

Dónde está la solidaridad, la responsabilidad y profesionalidad de la señora concejala, que permite semejante despropósito.

Dña. Sonsoles Martín, sea usted un poco más responsable y dé respuestas reales y tangentes, no se ande por las ramas, con excusas tontas, porque para ofrecer atención humana nunca debe haber colapsos y si no procure rodearse de personal que haga bien su trabajo, elaborando más y mejores informes.

Éste no es el único caso en el municipio y desgraciadamente tampoco será el último, piensa usted doña Sonsoles seguir haciendo oídos sordos a situaciones como ésta. No cree que con el tiempo y el dinero que malgasta en otras campañas inútiles en zonas comerciales abiertas, para que al final el ciudadano termine marchándose a las grandes áreas comerciales, porque aquí no encuentran la accesibilidad necesaria, se podrían atender a muchas familias necesitadas. Porqué  no redistribuye mejor ese dinero y hace lo que tiene y debe hacer, desde la concejalía que dirige. Acaso la precampaña electoral le ocupa tanto tiempo y dedicación que casos como el de esta familia, le resulten demasiado tediosos como ocuparse de ellos.

Número de imágenes: 
25
Número de vídeos: 
1


José Alzola Santana