Las gestiones de alguna de las áreas del ayuntamiento de Telde, comienzan a ralentizarse y en consecuencia, también crece el malestar de los resignados ciudadanos contribuyentes de este municipio

Por José Alzola

Co. 23 de diciembre de 2015

Una vez más la concejalía de aguas que dirige el señor Agustín Arencibia, será la que reciba las quejas de los vecinos y colateralmente, también le afecta a la concejalía de medioambiente que dirige el señor Álvaro Monzón. En esta ocasión se trata de los vecinos de La Viña y Barranco del negro, en el barrio de El Calero, los cuales manifiestan públicamente su malestar por el trato que reciben, ignorando sus peticiones.

Estos vecinos se han puesto en contacto telefónicamente en reiteradas ocasiones, tanto con el ayuntamiento, como con la concesionaria que lleva este servicio, Aguas de Telde, para notificar el desborde del alcantarillado de esta zona, donde las aguas fecales rebozan y discurren ampliamente por el barranco cercano al núcleo poblacional, con las sufridas consecuencias que deben aguantar, tanto en olores, infecciones y proliferación de insectos y ratas.

Al parecer la concesionaria, Aguas de Telde, se está despistando mucho, con las labores de seguimiento y mantenimiento de un servicio por el que se cobra puntualmente en el recibo de agua, como es el alcantarillado, antes depuración. Hace poco más de un mes, se denunciaba un hecho idéntico, justo al otro lado del mismo barrio, en el barranco de las bachilleras, exactamente el mismo problema, y, exactamente el mismo motivo, la falta de previsión y mantenimiento.

Por no hablar del vial costero, que también se dilata en el tiempo, que a pesar de ser época de lluvias, estás no han querido aparecer, porque de lo contrario, nuestras costas dejarían de ser vial costero para convertirse en barrancos de escombros y basuras.

Obviamente, no solo se trata de una deficiente actuación del servicio de Aguas de Telde, también denota cierta incompetencia de las concejalías propiamente dichas, pues cabe suponer que deben vigilar y hacer cumplir las normas y servicios que competan en sus respectivas concejalías, y esto parece que vaya a remolque.

Solo esperamos que actuaciones como estas, no se conviertan en un habitual, porque terminarían con las malas costumbres de antecesores, y esto es, mirar a otro lado.

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (1).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (11).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (2).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (13).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (12).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (3).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (4).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (5).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (6).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (7).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (8).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (10).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (9).jpg

Sociedad_Barranco delnego-LaViña (14).jpg

Número de imágenes: 
14


José Alzola Santana