Opinión: ‘El Comentario’ Por Ezequiel López

Opinión - 12/06/2018 actualizado a las 17:24

“Feliz Aniversario”

**El Comentario, a diario

Co. 12 de junio de 2018

Hace tres años, un día como mañana, tomaba posesión en los ayuntamientos de España la mayoría de los Alcaldes y Alcaldesas. Telde no fue ajeno a esa realidad, como ya viene siendo habitual se montó la fiesta lógica de los ganadores. Una vez más en la Plaza de San Juan, con salida al balcón del Salón de Pleno de las casas Consistoriales. Hubo vítores, aplausos, abrazos, lagrimas, mucha emoción para los ganadores, incluyendo fotos, muchas fotos, que algunos guardarán por aquello de la historia y otros habrán hecho desaparecer, o al menos no tenerlas cercas.

Tres años que Carmen Hernández tomó el bastón de mando, un mando que pensaba compartir con dos potentes socios, Más por Telde y Partido Socialista. La presencia de Juan Martel fue puesta, o me atrevería yo a decir, fue impuesta por la propia Carmen Hernández a sus dos socios de gobierno. El tiempo dio la razón a la Alcaldesa, pues su apuesta fue un acierto, estando a su lado en los momentos más complicados que se han dado en este gobierno, incluyendo las famosas lluvias que nos desbordó en la Ciudad, principalmente en nuestras costas. La ruptura de las relaciones con sus socios, quizás fue una ruptura que estaba anunciada desde las propias negociaciones, en ese engendro ya hubo, en demasía, los clásicos más y sus menos que se dan en toda negociación. Pero pudo más el querer dar a Telde una oportunidad de Gobierno con la intencionalidad de hacer de Telde y su gobierno algo ejemplar, hacer cosas que les diferenciaran de los anteriores gobiernos. Ahí empezó los dimes y diretes, ahí empezó la ruleta de los intereses partidistas. Lo normal había sido que todo aquello que molestaba siendo uno oposición, cuando hacia gobierno con otras formaciones y existían cuestiones que podían chocar con algunos intereses políticos que pudieran soliviantar a amigos o a empresarios afines, lo normal era dejar esas cuestiones al margen, al menos durante esa estancia en el consistorio mientras mantuvieran el pacto de gobierno. Esta costumbre habida no iba a ser admitida en su modo de actuar por Más por Telde, ellos querían seguir siendo coherentes con sus electores y con la Ciudad, no iban a dejar de defender los intereses generales porque habían llegado al poder, ellos con respeto a sus socios solo querían ser consecuentes con sus compromisos, como hasta la fecha, pero en ese caso, no les importaba que sus compañeros de gobierno se sumaran, al fin y al cabo era y es una lucha para recuperar unos dineros públicos que consideran que alguien se ha llevado impunemente y que los juzgados ven que no se ha hecho con toda las de la ley. Ese fue uno de los detonantes que separó a Más por Telde del grupo de Gobierno, decidiendo marcharse antes que dejar abandonado los intereses generales.

El otro socio, el Partido Socialista, no aguantó los compromisos adquiridos políticamente cuando se creó el grupo de gobierno y se tomó los acuerdos del reparto de poderes. El Partido Socialista, con mayor o menor sensibilidad no quiso seguir aguantando los desaires de sus socios mayoritarios, haciendo saltar por los aires esa confianza entre el Partido Socialista y Nueva Canarias en Telde, el que la formación nacionalista se hiciera con la concejalía de la asesoría jurídica, principalmente, puesto que la primera provocación fueron unos borradores de presupuestos para que se aburrieran.

Así se escribe, con más o menos detalles, como se hizo estallar o volar por los aires tantas ilusiones que un día como mañana hace tres años se vivió con mucho júbilo en la plaza de San Juan, como testigo una vez más, al Cristo de Telde, pero solo como testigo, no le culpemos de nada, Dios nos libre.

Hoy en día subsiste un pacto que hace aguas o igual ni eso, no hace nada. Un pacto que lo conforma dos concejalas de Coalición Canaria, el superviviente político Juan Martel y Nueva Canarias que llega a tres años con unos concejales que ya tienen derecho de conocer el oficio y además de conocer color. Un Grupo de Gobierno que no se nos esconde que el que más maña tenga, mejor resultado pueden obtener de sus gestiones. No se les puede quitar lo que tienen, un grupo de gobierno que gobernando en minoría ha sabido mantener a raya a la mayoría de la oposición. Una oposición que también llega a los tres años sin humo ni paja, pero que hay que aplaudir, pues la astucia política de la Alcaldesa ha podido más que esa mayoría de concejales, o grupos políticos que han protagonizado encuentros y apoyos con el grupo de gobierno para así no dejar que el otro se marque algún tanto que le pueda dejar con alguna imagen que pueda decir de ellos que quieran más o menos a Telde.

Tres años de Gobierno que ha tenido más penas que gloria y que su gran grito de guerra ante sus errores ha sido que aquellos que hablan mal o no les apoyan en sus cuestiones políticas es que no quieren que Telde salga adelante y se quedan tan frescos. Tres años que a buen seguro dará para dar cuenta de hechos realizados y sobre todo, si por mi fuera, llegado este tiempo, les haría un homenaje público a las instituciones supramunicipales, Cabildo, Gobierno Regional y Nacional que no han dejado de apoyar a la Ciudad con las inyecciones económicas que han facilitado obras e inversiones que favorecen la vida de los ciudadanos de Telde.

La Misa Política parece que ya está dicha, me creo que desde hace tiempo, pero veremos el mayor movimiento en este último año que dará por finalizado una legislatura donde la democracia permitió un gobierno de políticos noveles, en su mayoría, con mucha responsabilidad, que no todos han dado la talla, ayudados por la enemistad política de la oposición evitando encuentros más allá que algunos acuerdos puntuales en el salón de pleno, permitiendo la subsistencia, no tan feliz, del grupo en minoría de gobierno. Lo dicho para los que tengan algo que celebrar, ya lo saben, mañana 13 de junio, feliz penúltimo año de legislatura y para el pueblo, aunque nos moleste un poquito, empieza nuestra verdadera fiesta, pues desde ahora y hasta las elecciones veremos cómo nos hacen, casi todo.

 Audio-El Mostrador.png



El Comentario. Por Ezequiel López- El Mostrador